dimecres, 28 de novembre de 2018

Fedirnand Bilbao - Defender la educación de nuestros hijos


Defender la educación de nuestros hijos es defender a la sociedad (artículo publicado en 2008). artículo escrito por Fedirnand Bilbao
Viendo la actuación del común denominador de los políticos catalanes, de las más variadas “idiotologías” (no está mal escrito, aunque la palabra no exista, es entendible), que no me cabe pensar que no se den cuenta de que están destrozando a toda una generación de jóvenes. Sólo tienen que echar una ojeada a su alrededor para ver y catalogar el estado intelectual y moral de nuestros niños y jóvenes. Pueden que, ensimismados en desarrollar “su alta y constructiva política”, desconozcan que la sociedad catalana va, pasito a pasito, hacia el borde del precipicio. Me temo que entre bambalinas hay algo más. Algo más se debe de estar gestando. O por lo menos yo lo veo así. Trataré de exponer mi punto de vista. En realidad, estamos inmersos en la eterna lucha del ángel caído contra el ángel fiel. Es una lucha que existirá hasta el final de los tiempos. No nos engañemos. Ni tampoco se sonrían.
Ahora son “éstos”, mañana serán “otros”. Pero portando el mismo estandarte de la irracionalidad. Nos llevaría una gran cantidad de tiempo (no les interesa escucharnos) hacerles comprender a nuestros políticos el porqué de esta situación que vivimos con la educación que tratan de imponernos, copia en el fondo de estilos, más sofisticados y con métodos antidemocráticos de uso y abuso del derecho, promulgando leyes para someter a corto plazo las mentes de un país, nuestro país catalán. Es un constante adoctrinamiento laicista, es la manipulación y tergiversación de los conceptos e ideas que han hecho de Cataluña, a lo largo de su historia, lo que fue y que hoy día ya no es. Perderíamos el tiempo haciéndoles entender a nuestros políticos la raíz de nuestros males, tratándoles de explicar el porqué del fracaso escolar, la limitación que nos quieren imponer al derecho de los padres a la educación de los hijos, la aceptación de la promiscuidad del adolescente, la escasa calidad educativa, la ley del mínimo esfuerzo en las tareas escolares, etc.
En definitiva, un padre de familia responsable comprende por qué hemos llegado a esta situación. En cambio, a nuestros políticos en educación no les interesa y además viven en un entorno que les incapacita para entendernos. No son tontos, saben lo que quieren, como lo sabían en épocas ya pasadas y que creíamos olvidadas.
Otras épocas que afortunadamente pasaron ya, pero en el camino hicieron mucho daño, alguno de ellos horriblemente irreversible.
Cuando el estado hace daño a la sociedad, olvidándose de ella a favor de sus intereses partidistas, hace daño a la sociedad en todos sus ámbitos, mucho daño. Abogo por la sociedad que, democráticamente y con paz y respeto, sabe utilizar, dentro de la legalidad democrática establecida, todos los resortes mediáticos, intelectuales, profesionales y familiares para defender la educación de nuestros hijos. La educación de nuestros hijos no es un juego y este gobierno totalitario no va a sustituirnos en los deberes y derechos que como padres tenemos con ellos. Puesto que nuestros hijos son lo más valioso que tenemos entre manos.
Fedirnand Bilbao

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada